ARTICULO DESTACADO CONSEJOS

Mil y una islas, soluciones Deulonder

Las islas son un recurso ideal para aprovechar el espacio central de la cocina. Proponemos repasar seis soluciones Deulonder.

La cocina no es ninguna pista de baile. Si tenemos una cocina grande, todo el espacio central se pierde inútilmente creando una sensación de vacío desagradable. Por consecuencia, tanto por una cuestión estética cómo por aprovechamiento del espacio, es recomendable poner una isla. Las islas ayudan a organizar mejor las diferentes funciones que se llevan a cabo a la cocina, ya sea preparar la comida, cocinar, lavar platos, etc. Según la medida de la habitación se podrá jugar con la medida de la isla y su forma. Lo básico es que alrededor se  recomienda dejar un espacio de como mínimo 80 cm de ancho para poder pasar sin problemas y como máximo de 110 cm para que resulte cómodo de usar.

En esta cocina abierta al jardín, con muebles de un cálido color gris topo, la isla cuenta con un fregadero para preparar alimentos. Por la parte anterior tiene una barra para poder comer de manera informal con un par de taburetes mientras se mira cómodamente el televisor colgado  en la pared.

En esta magnífica isla compacta con sobres y frontales de acero inoxidable se puede hacer de todo: preparar alimentos, cocinar con diferentes módulos, lavar gracias a un punto de agua y al lavaplatos y, finalmente, comer de forma informal en una de barra con dos taburetes. Es una isla compacta ubicada en una gran cocina abierta en la sala de estar, con un diseño moderno que combina con la calidez del parqué de madera y una iluminación suave.

Isla que, desde un punto de vista estético, refuerza el aire americano de la cocina. Sólo hay que ver las esquinas molduradas. La isla está pensada como zona de preparación de alimentos con un punto de agua, y se aprovecha al máximo el espacio de almacenamiento con varias hileras de cajones por los dos lados.

En el caso de esta cocina, que se presentó en Casa Decor Madrid el 2016, la isla acoge la zona de lavar con el fregadero principal y el lavaplatos. Por el otro lado también se aprovecha el espacio y se han dispuesto cajones y unos estantes decorativos para poner  los productos de más uso y tenerlos así a mano.

La isla es un espacio polivalente que se adapta a las necesidades de distribución de la cocina. En este caso, la isla sirve para poner el microondas, a la izquierda de la barra para comer. Se aprovecha el lateral para poner una barra para colgar los trapos.

No siempre la isla tiene que ser concebida como un espacio auxiliar para realizar las tareas de la cocina. En este caso, por ejemplo, la isla central, a conjunto con el resto del mobiliario, se aprovecha como mesa para comer por un lado, mientras que por el otro contiene prácticos cajones.

Author Info

silvia francesch

    Leave a Reply

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.