ARTICULO DESTACADO CONSEJOS

Una cocina y un planchador Deulonder en el idílico entorno rural mallorquín

Deulonder ha arraigado en la isla de Mallorca, donde el estilo cálido y sosegado que le caracteriza entra en armonía directa con el entorno rural

En una finca antigua y recientemente restaurada de la zona de Puigpunyent, en la isla de Mallorca, la interiorista Lluïsa Deulonder ha llevado a cabo el doble proyecto de cocina y planxador, dos espacios que se abren al paisaje intermediando amplías ventanas que dan a los campos. Les proponemos una visita guiada por la misma Lluïsa por los rincones de estos dos espacios destacados de la finca, de la que todavía se están dando los últimos retoques.

Para entrar en armonía con este entorno rural preservado, se ha optado por materiales orgánicos, como por ejemplo la madera y el mármol Macael, con un contrapunto del cromado de las barras y el negro metálico de los tiradores, a conjunto con los apliques de pared. El resultado es una cocina sobria y elegante, totalmente equipada con los electrodomésticos más punteros, y que consta de una gran isla central muy bien iluminada para poder comer de manera informal, sentados en unos cómodos taburetes de mimbre.

 

 

Otros detalles de esta cocina que todavía está para estrenar son la campana de obra y la nevera integrada, instalada junto al horno y el suelo cerámico de tono gris. Un mueble vitrina de columna permite tener la vajilla muy bien ordenada y a la vista.

 

Al otro lado de una de las salidas al exterior de la casa está el imponente planchador lavandería. Este espacio cuenta con todo un lateral de muebles altos y puertas retráctiles y ventiladas. Aquí se pueden guardar, colgadas, las escobas y las fregonas. Otros tienen la puerta de vitrina para poder guardar la ropa planchada y limpia. Unas bandejas extraíbles permiten tener la ropa bien doblada. A un lado se encuentran dos lavadoras y una secadora, así como un bonito lavadero de Corian con unas cestas de mimbre extraíbles en la parte inferior para poner la ropa sucia. Una gran mesa muy bien iluminada permite planchar con total comodidad. Tampoco puede faltar el práctico carrito de bandejas para guardar la ropa planchada y poderla repartir con comodidad por las diferentes habitaciones de la casa.

 

Del lado de la piscina también se ha pensado en una pequeña cocina funcional para poder comer cerca del agua cuando hace buen tiempo. Aquí las vistas son espléndidas. El estilo de esta cocina office se integra en el conjunto del jardín y se ha optado por colores oscuros que contrastan con la piedra vista.

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.