ARTICULO DESTACADO Recetas

Una receta de buñuelos «made in Deulonder»

Redonditos y tentadores, los buñuelos son un dulce típico de Semana Santa pero siempre es un buen momento para prepararlos y degustarlos

Deulonder les propone una receta fácil para preparar los buñuelos de viento, un dulce azucarado ideal para ingerir energía las épocas de más frío del año. Es cierto que se encuentran fácilmente  tanto en hornos como en pastelerías pero los mejores, sin duda, son los hechos en casa, en nuestra cocina, con nuestras manos y todo nuestro cariño.

Para elaborar la pasta «choux» se necesitan:

1/4 de agua

80 gr de mantequilla

125 gr de harina

3 huevos grandes

25 gr de azúcar

una pizca de sal

1 L de aceite

Azúcar lustre para espolvorear

 

Para empezar a preparar la pasta choux, una vez ya tenemos despejado un espacio para elaborar los buñuelos en la encimera, calentaremos el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal. Cuando empiece a hervir añadiremos la harina, preferiblemente tamizada. Luego mezclaremos la pasta con una espátula de barillas para que no queden grumos y la dejaremos enfriar en la cocina. Acto seguido, añadiremos los huevos uno a uno revolviendo la masa constantemente para conseguir una textura fina y homogénea. La masa se espesa bastante con lo cual necesitas mucha fuerza para batir . De nuevo, la dejaremos reposar un poco sobre la encimera.

Paralelamente, calentaremos aceite abundante en un cazo y tomaremos pequeñas cantidades de la masa con una cuchara. Esta es la cantidad de masa que debes tirar al aceite. Si pones más te quedarán buñuelos demasiado grandes!.

También podemos usar una manga pastelera. Coceremos la masa en bolitas (unas 8 o 10 a la vez para que no se nos quemen). El secreto está en dejar que se vayan calentando progresivamente y suban a la superficie. A medida que se vayan hinchando, aumentaremos la temperatura para que queden dorados por fuera.

Finalmente los retiraremos con una pinzas y los rebozaremos con azúcar lustre. Si queremos, en este momento se pueden rellenar con crema con ayuda de una manga pastelera.

Los buñuelos tanto pueden rematar lujosamente una comida como degustarse en la merienda. Dan mucho juego porque se pueden aromatizar de muchas maneras, como por ejemplo con anís o canela. Son toda una delicia!

Si te ha gustado, comparte!

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.