Un proyecto ecológico en Vallromanes

Un proyecto ecológico con arquitectura de madera sobre cimientos preparados

Un espacio abierto al exterior vegetal

En este proyecto a penas entró mano de obra gracias a este sistema ecológico de arquitectura de madera sobre unos cimientos preparados. Se pensó como un espacio abierto a un entorno natural, confortable y cálido.

Un comedor con techos con vigas vistas pintadas

La zona sala de estar está conectada con el exterior a través de unos grandes ventanales que permiten la entrada de la luz natural. Se ha aprovechado un toque romántico con paderes con lamas lacadas en blanco. Separa el salón de la cocina un elemento que lleva una chimenea y una televisión en ambas caras. También hay una pizarra imantada con luz.
El suelo es de parquet de roble ceniza y contribuye a dar un aire recogido al ambiente.

En el cabezal de la cama se ha dispuesto un estante abierto para poner libros y otros objetos decorativos.
A la izquierda, la cama cuenta con un dosel con unas cortinas punteadas de mariposas.

Un dormitorio romántico

La cocina cuenta con una gran isla central con un punto de agua. Las lámparas son tipo british.
El suelo es de gres imitación hidráulico. De este mismo tono de cerámica de gris se ha hecho el lacado de los muebles con cuarterones. Los sobres son blancos de mármol macael.
La mesa es de madera y cuenta con unas patas en blanco cruzadas. El suelo en esta zona comedor va con el parqué de madera. La lámpara es de mimbre, como las dos butacas.

La escalera está forrada en sisal

La parte del estudio está constituida por una mesa de madera, mientras que por la parte posterior son todo armarios. La barandilla, que da al salón, es de madera. Se puede apreciar el techo alto con las vigas pintadas de blanco, a conjunto con el resto de la casa.
La escalera y está forrada en sisal haciendo una alfombra.